Los indicadores

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Septiembre 2013

    Llevamos una buena temporada viendo brotes verdes en la economía. Mejor dicho, oyendo a políticos que dicen haber visto los puñeteros brotes. La crisis apenas estaba empezando y la vicepresidenta Elena Salgado, ¿se acuerdan?, descubría verde por todas partes. Ahora, más que de brotes, se habla de indicadores positivos. 

    El Gobierno afirma que las cosas mejoran y, ciertamente, siempre existe un indicador que invita al optimismo. Las exportaciones, se nos dice, empiezan a funcionar. Y detrás de las exportaciones vendrá el resto. 

    ¿Es cierto? Para hacernos una idea general, imaginemos los indicadores macroeconómicos como la información que nos proporciona el coche. Hay datos muy importantes y otros menos importantes. Estamos al volante y vemos que nuestro automóvil no pasa de 20 kilómetros por hora por más que apretemos el acelerador; vemos también que el depósito de gasolina está en las últimas gotas de reserva, que la temperatura del agua es demasiado elevada y...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.