Más deuda

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Diciembre 2015

    La  Navidad, como todo, tiene una concisa definición económica: es la época en que se compran los regalos de este año y se paga con dinero del año próximo. Eso supone deuda, queridos amigos. Lo cual, a su vez, representa la contribución de cada uno a la única causa realmente planetaria, lo único que de verdad (al menos mientras quede gente incrédula frente al cambio climático) reúne a la humanidad en un gran abrazo. En la deuda estamos todos.

    La gente con buena memoria recordará que allá por 2007 comenzó una crisis apabullante. ¿Les suena? Exacto, esa crisis de la que ahora, según Mariano Rajoy y sus mariachis, estamos saliendo por fin. Les sonará también, probablemente, la explicación que los economistas ofrecieron: nos hundimos en la crisis porque vivíamos por encima de nuestras posibilidades e incurríamos en unas deudas insostenibles.

    Lo único que de verdad reúne a la humanidad en un abrazo es la deuda

    Dinero en abundancia y casi gratis: esto sólo...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.