Un mundo peor

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Marzo 2021
    Darío Adanti

    Sabíamos que lo de “saldremos mejores” era una de esas cosas que se dicen por decir. Cabía sospechar lo contrario, que saldríamos peores. Pero no tan, tan peores. El mundo pospandémico pinta muy mal. Aunque habrá probablemente ganas de divertirse y quien pueda gastará con alegría, las desigualdades y los desequilibrios se agudizan día y día. Pesarán durante años.

    Antes de que empezara a circular el coronavirus ya era evidente que los ricos eran cada vez más ricos y los pobres (en términos relativos y en apartados como el inmobiliario, absolutos) eran cada vez más pobres. ¿Iba a frenarse esa tendencia por la pandemia? Está comprobado que no.

    En Estados Unidos, corazón del sistema, el 1% de la población (unos tres millones de personas) ha acaparado el 35% de la riqueza generada durante el terrible 2020. Es decir, que tres millones de personas se han repartido, según datos de la Reserva Federal, unos cuatro billones de dólares. La cosa resulta todavía más...

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario