Asalariados con voz, ¿y algo más?