Berlín alza un muro antisalarios basura