Bolsillos vacíos, salud más frágil