“¿Camas? Nos ponían cartones al lado de las máquinas de coser; y al despertar, a trabajar”

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Las mujeres que hoy trabajan en la cooperativa 20 de diciembre de Buenos Aires habían estado esclavizadas en talleres clandestinos del sector textil durante años.
     
    Ex esclavas, hoy socias de la cooperativa 20 de diciembre.fotografía: MARIANA VILNIZKY
     

    “Me llamo Olga Cruz y no tengo miedo de decir mi nombre. Ponlo en la nota”, pide Olga. Tiene 37 años, tres hijos, la tez morena y los ojos valientes, mezcla de tristeza y furia.

    Olga nació y vivió casi toda su vida en los altos bolivianos; y es la primera de las mujeres de la cooperativa 20 de diciembre, de Buenos Aires, que se atreve a contar su experiencia. Sentadas a su alrededor, terminando su plato de arroz al lado de la cocina donde hoy tienen ya una hora para comer, el resto la escucha con timidez.

    Antes de coger confianza, Olga vivía atemorizada. Pasó dos años sin salir de las cuatro paredes del taller clandestino donde estaba secuestrada. “En muchos lugares de Bolivia hay carteles que te prometen...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.