“¿Camas? Nos ponían cartones al lado de las máquinas de coser; y al despertar, a trabajar”