Final de partida para los emergentes