La nueva reforma es una operación de maquillaje