Más presión fiscal, pero menos gasto social

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Noviembre 2014

    Recortes: El carácter “continuista” de los presupuestos de 2015 agrava las condiciones de vida de los ciudadanos más castigados por la crisis, especialmente los parados.

    Las insistentes promesas electorales del Partido Popular de impulsar la economía a base de bajar los impuestos han quedado en palabras vacías. Las cifras de los presupuestos de las administraciones públicas para 2015 reflejan una realidad muy distinta de aquellos propósitos. El plan presupuestario para el próximo año que el Ejecutivo español envió a Bruselas a mediados de octubre registra un notable aumento de la presión fiscal, que pasa desde el 33,6% del PIB en 2014 hasta 34,1% para el año próximo.

    Pero este aumento de la carga tributaria no servirá para aliviar las difíciles condiciones de los ciudadanos más castigados por la crisis, principalmente los parados. La aportación del Estado al servicio público de Empleo se reducirá a 10.109 millones de euros, el 30% menos que el presente...

    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario