¿Por qué no un salario mínimo europeo?