‘Shock' en el mercado de la vivienda