Suecia y el dilema de la inmigración

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Septiembre 2018

    Elecciones: La economía no preocupa a los votantes del país escandinavo. Sí la supervivencia de su modelo social y la inmigración, asociada a la inseguridad.

    Jóvenes en un mitin en la ciudad de Tensta-Rinkeby. FOTO: Alexander Farnsworth

    Con el 17% de los votos, Demócratas de Suecia fue el partido que logró una mayor progresión  en las elecciones legislativas suecas del pasado 9 de septiembre (en 2014 obtuvo el 13%), y sus 63 diputados pueden ser decisivos para el gobierno del país. Pero, más allá de su resultado en las urnas, se puede decir que la extrema derecha ha sido la gran vencedora de las elecciones legislativas suecas. Con más del 20% de votos en los sondeos ese partido ultraderechista, favorable a una salida de la UE, y cuyas raíces se hunden en la nebulosa fascista sueca, ha sido el gran vencedor de los comicios al lograr imponer como tema central de la campaña su problemática, centrada en la inseguridad provocada por el incremento de una violencia...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.