Una banca para la ciudadanía

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Debemos replantearnos la privatización de Bankia, pues una entidad competitiva, sólida y responsable bajo control público sería más rentable económica y socialmente.

    ILUSTRACIÓN: PEDRO STRUKELJ

    Frente a los que sostenían, en muchos casos interesadamente, que nuestras cajas de ahorro no eran de nadie (eran una res nullius), es necesario recordar que hace tan solo 10 años los españoles éramos propietarios colectivos del 50% del sistema bancario. 

    Efectivamente:

    - El gobierno de las cajas de ahorro, es decir, el fondo y la forma de elección de las personas responsables de su gestión, era decidido en el Parlamento (central o autonómico) entre representantes de esos intereses colectivos.

    - Todos los resultados de su negocio se volcaban en la sociedad, ya fuera como aportaciones a obras culturales y benéfico-sociales, en forma de mayores recursos de las propias cajas, mediante contribuciones en beneficio de la inclusión financiera o de las necesidades económicas...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.