Una certa distancia // Los lúcidos mensajes del profesor Bricall