Una crisis de autocompasión

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Marzo 2020

    Algo de razón tiene, creo, Fintan O'Toole. En su libro Un fracaso heroico sostiene que la razón última del brexit es una crisis de autocompasión. Los ingleses (no cabe hablar de los británicos, porque tanto escoceses como norirlandeses votaron a favor de quedarse en la Unión Europea) se sienten víctimas y se refocilan en el sentimiento. Parecen haberse replanteado su historia desde la Segunda Guerra Mundial: ¿no fueron entonces un prodigio de resistencia?, ¿no sufrieron estoicamente los bombardeos nazis?, ¿no lograron la victoria final? Deberían haber recibido algún premio, ¿no? Lo que recibieron fueron la pérdida del imperio, largos años de racionamiento, un tremendo declive industrial y el espectáculo del crecimiento imparable de Alemania, el antiguo enemigo.

    Es hasta cierto punto comprensible que se sientan mal. Lo es menos que culpen a la Unión Europea. Y no lo es nada que, después de siglos como campeones mundiales de la colonización, adopten el papel de...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario