Una ‘demo’ de imaginación creadora

  • Bajo el lema Barcelona Dibuja, el Ayuntamiento de Barcelona organizó el domingo 28 de octubre más de 40 actividades de creación artística en equipamientos culturales por toda la ciudad.

    Perico Pastor y su obra. FOTO: RICARD RUIZ DE QUEROL

    Ese día Perico Pastor, el socio de Alternativas Económicas cuyas ilustraciones iluminan cada mes los dossieres de esta revista, se enfrentó en solitario, pero a la vista de quien quisiera observarle, a un reto de grandes proporciones: llenar de parejas de baile una extensión de 700 metros cuadrados de papel blanco que cubría totalmente el suelo de la Sala Oval del Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona. Al bautizar su performance como L’envelat, Perico, un bailongo confeso, dejaba clara su intención de recrear en la Sala Oval su particular representación de los entoldados que en muchos municipios catalanes albergaban históricamente los bailes de fiesta mayor. 

    En su invitación al evento, Perico anticipaba que se iba a enfrentar a ese reto armado solamente  con un cubo de tinta china y un surtido de pinceles. No era del todo cierto. Porque el artista dispone también de un talento enorme, como pudimos atestiguar los que nos acercamos ese domingo a verle en acción. Resultó fascinante ver cómo los bailarines emergían de sus pinceles, siempre en parejas, fijados al papel, trazo a trazo, sin posibilidad de vuelta atrás. 

    Una forma, recuerdo, cuyo sentido en principio no supimos adivinar se reveló poco a poco como el abrazo, el nexo central de la comunicación entre dos bailando. Otras figuras crecieron a partir de un escorzo atrevido, o incluso solo de una pierna lanzada al voleo de un tango apasionado. Algo que evidenciaba que las parejas que iban llenando el entoldado del MNAC no nacían en el momento en que Perico las fijaba en el papel; ya bailaban en su cabeza antes de que él las dibujase. Nos explicó en un aparte que llevaba seis meses preparando este evento. Casi seguro que donde los demás veíamos una gran extensión de papel en blanco, Perico veía ya una pista llena de bailarines moviéndose al compás de la música que escuchaba en sus auriculares: imaginación creadora en plena acción.

    Intuyo que no soy el único lector de Alternativas Económicas que constata mes a mes el talento de Perico. Sus ilustraciones son lo primero que persigo en cada nuevo ejemplar de la revista. No solo son bellas; también destilan sentido del humor y aportan concreción a los textos que ilustran. Confieso también haberme sentido halagado cuando una vez Perico Pastor me representó en un dossier como un robot calvo y miope bailando con una mujer con los rasgos distintivos de mi esposa. 

    Cuanto más conozco a Perico más convencido estoy de que lo atractivo de su obra no tiene solo que ver con su destreza con los pinceles, sino con las cualidades de su mirada y las del  espíritu que la anima. Después de pasar horas acompañando a su esposa mientras la curaban en el Hospital Clínic de Barcelona, Perico produjo imágenes de decenas de escenas del día a día del Clínic, cada una de ellas acompañada de un texto de reconocimiento, que donó luego al centro sanitario; están editadas en un magnífico libro. Hay mucha calidad humana, no solo talento artístico, detrás de un gesto y una gesta de tamaño calibre. Es un honor compartir amistad y páginas con alguien como él.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.