A la inversión la llaman gasto

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Enero 2015

    Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa

    TRABAJADORES POBRES ¿Cómo dar la impresión de que se hace más por los trabajadores pobres gastando, sin embargo, menos? Esa fue la proeza del ex presidente francés Nicolas Sarkozy cuando, en 2010, creó la Renta de Solidaridad Activa (RSA). La RSA se otorga a los asalariados con ingresos muy bajos para ayudarles a salir de la pobreza a la vez que se les estimula a tener un trabajo, aunque sea mal remunerado. Se gana más trabajando que si no se trabaja. La astucia consiste en que, en paralelo, Sarkozy congeló el umbral de la Prima Por Empleo (PPE), un impuesto negativo que se otorgaba a los hogares pobres y que se consideraba “no estimulador” porque se entregaba con un año de desfase. Resultado: mientras que en 2010 los presupuestos consagrados a la PPE y a la RSA se elevaban a 4.900 millones de euros, en 2012 habían bajado a 4.300 millones. La razón era que la disminución del gasto...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.