Esfuerzo, pero con solidaridad

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Septiembre 2014

    Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la Cooperativa

    AHORRO No existen los milagros: no se puede disminuir los impuestos y las cargas de las empresas y, a la vez, reducir el déficit público sin practicar cortes claros en el gasto público, lo cual obligatoriamente causa impacto en la actividad y el empleo. Los 50.000 millones de euros de ahorro anunciados en Francia de aquí a 2007 provocarán la supresión de 250.000 empleos, según la diputada Valérie Rabault, ponente de la Comisión de Control Presupuestario en la Asamblea Nacional. En efecto, el gasto público no cae en saco roto: los salarios pagados a los trabajadores públicos, las pensiones de jubilación o las ayudas sociales sostienen el consumo. El Estado y las administraciones locales invierten en múltiples infraestructuras. Finalmente, hay numerosos servicios financiados total o parcialmente por fondos públicos. De ahí la inquietud, sobre todo de la economía social y solidaria, que teme...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.