Expectativas incumplidas

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Julio 2014

    Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa

    VACÍO El avance espectacular del Frente Nacional (FN) en las elecciones europeas tiene múltiples causas, pero la oferta de seguridad global hecha por Marine Le Pen no habría tenido tanto éxito si el resto de la clase política hubiera sido capaz de contraponerle una visión de futuro que devolviera confianza al país. A la derecha, Nicolas Sarkozy logró, en 2007, que el FN bajara robándole su discurso voluntarista en el ámbito económico y social. Pero una vez que llegó al poder se contentó con satisfacer las aspiraciones egoístas de su clientela mientras sus veleidades modernizadoras se disolvían en una gestión poco firme de la crisis. François Hollande, elegido por defecto en 2012, tampoco ha sabido, o querido, encarnar una alternativa real. Su gestión de la herencia de deudas y de déficit público que le dejó su antecesor está sometida a la vigilancia de los mercados y de sus socios...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.