Francia mantiene su línea pronuclear

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Diciembre 2013

    Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa

    NUCLEAR. El presidente francés, François Hollande, puede aún cumplir su promesa de cerrar la central de Fessenheim durante su mandato. Pero esa decisión simbólica, si tiene lugar, será la excepción que confirma la regla: el Gobierno no tiene ninguna intención de desviarse de la línea pronuclear seguida por Francia desde los años setenta. Así lo confirma el reciente acuerdo entre Électricité de France (EDF) y el Gobierno británico, por el que se construirán dos reactores EPR (Reactor Europeo Presurizado en sus siglas en inglés) en Somerset. O el anuncio, ahora probable, de prolongar por diez años el período de amortización de las centrales francesas, en paralelo al programa de inversión que emprendería EDF con el objetivo de mejorar su seguridad tras la catástrofe de Fukushima. Magnífico ardid, nos van a presentar la prolongación de la vida de las centrales nucleares como una...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.