Invertir, prestar y pagar cuando el dinero escasea

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Septiembre 2013

    Las monedas sociales proliferan con la crisis. Más complementarias que sustitutorias, denotan la necesidad de controlar las reglas de juego del dinero.

    Pago con el sistema RES en una cafetería de Girona. foto: RES GIRONA

    Azotada por el paro y la ruina, la localidad austríaca de Wörgl inventó en 1932 una moneda local. Su alcalde había oído hablar de las teorías del “dinero libre” del economista Silvio Gesell. Así que, como el dinero de verdad escaseaba, pagó a los parados con “certificados de trabajo”. Con ellos también financió carreteras públicas y puso en marcha negocios. Milagro. La recaudación de impuestos aumentó, debido a la mayor actividad. ¿El secreto? El sello que se pegaba a los certificados: su valor disminuía si no circulaban.  

    El ecosol aspira a ser ya este otoño una moneda de la economía social

    Las empresas se ayudan con sistemas de crédito mutuo como RES

    En 1934,  en Suiza nació el wir. La diferencia respecto a los...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.