La ley de Economía Social... en abril

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Diciembre 2013

    Conformismo. En la Conferencia de Bretton Woods de 1944, Keynes defendió —sin éxito— que, lo mismo que se debía sancionar a los Estados con déficits excesivos, había que sancionar a los que tuvieran demasiados excedentes para evitar que graven sobre la actividad global al mantener una demanda interna insuficiente. En virtud de este principio, escondido en un rincón de las normas de la zona euro, la Comisión ha abierto una investigación contra Alemania, cuyos excedentes superan el 6% del PIB. Se trata de una buena noticia, pues ya es hora de que nuestro vecino desarrolle su demanda interna, empezando por el establecimiento de un salario mínimo. Pero ello no será suficiente. Ahora es más necesario que nunca poner en marcha lo que el presidente francés, François Hollande, no ha sabido, querido o logrado hacer tras su elección: reactivar la actividad a escala europea. Si hay que reducir las diferencias de competitividad, tendrá que hacerse por lo alto y no siguiendo...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.