Más medidas de alivio a empresas, autónomos y trabajadores

  • 31 Marzo, 2020

    El Gobierno aplaza durante 6 meses el pago de cotizaciones a autónomos y empresas y aprueba subsidios para empleadas del hogar y contratados temporales. El ingreso mínimo vital, cada vez más cerca.

    El Gobierno anunció hoy una batería de medidas sociales y económicas que complementan las adoptadas en las últimas semanas con el objetivo de paliar los daños causados por la pandemia del coronavirus. En palabras de Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2020, se trata de “reforzar el escudo social contra el coronavirus” y poner “decididamente a nuestro país en la senda de una salida social a la crisis opuesta a la que se aplicó en el pasado”. Iglesias reiteró así la intención del Gobierno de que los efectos de la recesión económica que se avecina no recaigan sobre los sectores más vulnerables de la población, como sucedió tras el desastre financiero de 2007-2008. 

    Las medidas incluidas en el nuevo Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros afectan a diversos colectivos: 

    Empresas y autónomos. Se establece una moratoria en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social durante 6 meses para empresas y autónomos y se aplaza el pago de las deudas a la Seguridad Social hasta el 30 junio. Empresas y autónomos también se podrán beneficiar de una moratoria en el pago de las cuotas por los días trabajados durante el mes de marzo, sin intereses.

    Familias. Se amplía a toda la población la prohibición de suspender el suministro de servicios básicos, que hasta ahora beneficiaba únicamente a los colectivos más vulnerables. A partir de ahora, las empresas no podrán cortar la luz, el agua o el gas a ningún ciudadano en su vivienda habitual. Los trabajadores afectados por despidos y los autónomos que hayan visto reducidos sus ingresos o hayan interrumpido su actividad podrán acogerse al bono social de electricidad.

    Empleadas del hogar. El Gobierno ha decidido ampliar a las empleadas del hogar las medidas de protección aprobadas anteriormente para otros colectivos. Las que hayan dejado de trabajar por culpa del coronavirus y estén afiliadas a la Seguridad Social tendrán derecho a un subsidio extraordinario equivalente al 70% de su base de cotización. “No puede ser que las grandes olvidadas en lo que se refiere a los derechos sociales y a la protección social sean las empleadas del hogar”, afirmó Pablo Iglesias. “Si algo hemos aprendido en esta crisis es que es fundamental cuidar mejor a los que cuidan, porque son precisamente esos trabajos de cuidados, muchas veces invisibles, precarios y poco reconocidos, los más imprescindibles para la tarea que nos ocupa ahora, que es el sostenimiento de la vida”, agregó . Las trabajadoras que quieran recibir el subsidio deberán presentar una carta de despido o una carta responsable de sus empleadores.

    Trabajadores temporales. Aquellos empleados que tengan contratos de al menos dos meses de duración y se hayan quedado sin trabajo tras la declaración del estado de alarma recibirán una paga equivalente al 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, unos 440 euros al mes. No hará falta que cumplan el tiempo cotizado necesario para recibir la prestación por desempleo. De esta manera, el Gobierno trata de equiparar los trabajadores temporales a los afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). La ayuda será incompatible con otras rentas asistenciales.

    Ingreso mínimo vital. El vicepresidente Iglesias confirmó que el Gobierno está estudiando su puesta en marcha, pero no ofreció una fecha para hacerlo. De él se beneficiarán quienes no tengan derecho a las distintas ayudas sociales aprobadas en las últimas semanas. “La Vicepresidencia social, junto al Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Seguridad Social estamos coordinados para que el ingreso mínimo vital sea una realidad que podamos anunciarles aquí cuanto antes”, apuntó Iglesias. 

    Otros. El Gobierno ha decretado una moratoria de tres meses en los créditos personales a las personas vulnerables y ha ampliado las limitaciones a la publicidad del juego para proteger a las personas con problemas de adicción.

     

    Foto portada: La Moncloa

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario