Más voces en favor de una Bankia pública

  • Aumentan los partidarios de que la entidad se quede en manos del Estado para fomentar el crédito a las pymes y las familias

    El rescate de Bankia ofrece una oportunidad magnífica para crear en España una banca pública que compense la escasez de crédito procedente de las entidades privadas y ayude a financiar a las pequeñas y medianas empresas, como ya ocurre en países como Alemania, Francia o Italia. La opinión favorable a esta idea está cada vez más extendida entre organizaciones no gubernamentales, partidos de izquierda, fundaciones de corte progresista y los sindicatos mayoritarios.

    La idea de crear un banco público es uno de los ejes del informe Una propuesta progresista para salir de la crisis, elaborado por los economistas Santiago Díaz de Sarralde y Bruno Estrada con el patrocinio de las fundaciones Alternativas, Francisco Largo Caballero y Primero de Mayo. El informe, presentado esta semana en Madrid con la participación de los máximos responsables de UGT y CCOO, destaca que el coste para las arcas públicas de la reestructuración del sector financiero español oscila entre los 120.000 y los 160.000 millones de euros, sin contar con los avales públicos concedidos a los bancos ni los préstamos a bajo tipo de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). “La utilización de dinero público para afrontar la reestructuración bancaria puede ser necesaria para evitar un colapso mayor del conjunto de la economía”, afirman los autores del informe, “pero se debería aprovechar la actual participación del Estado en parte importante del sistema bancario para crear una banca pública”.

     

    El vicepresidente de la Fundación Alternativas, Nicolás Sartorius, se mostró partidario de ir hacia un sistema financiero mixto público/privado en el que el Estado controle entre un 20% y un 25% del mercado bancario. “Sería una vergüenza que Bankia volviese a manos privadas y una pena venderla de cualquier manera”, afirmó Sartorius, quien señaló que el rescate de la entidad es “una gran ocasión” para crear un banco público sin descartar que parte del capital quede en manos privadas. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, apoyó la idea y puso como ejemplo las cajas regionales alemanas, fundamentales a la hora de canalizar el crédito hacia las pequeñas y medianas empresas.

    El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB),controla actualmente alrededor de un 62% de Bankia, que fue nacionalizada en mayo de 2012 tras el colapso de la entidad presidida entonces por Rodrigo Rato. La intención del Gobierno de Mariano Rajoy es devolver a la entidad a manos privadas en un futuro no muy lejano, pero el resultado de las elecciones generales de noviembre próximo puede dar al traste con el plan. El PSOE aún no se ha manifestado públicamente al respecto, mientras que Podemos lo ha hecho a favor.

    Una representante de la Plataforma por una Banca Pública, una de las organizaciones que con más ahínco han defendido la iniciativa,  intervino en abril pasado en la Junta de Accionistas de Bankia para pedir que la entidad se convierta en germen de una banca pública. “Entonces los ciudadanos sensatos y honrados volverán a llevar su dinero a Bankia porque sus ahorros estarán bien cuidados, pues no se destinarán a actividades que comporten riesgo y se utilizarán como un instrumento de política económica y social de las administraciones públicas”, dijo Aurora Martínez ante la cúpula del banco, reunida en Valencia.

    Todas las iniciativas para convertir en públicas algunas de las cajas de ahorros nacionalizadas durante la crisis han fracasado hasta el momento. El FROB vendió CatalunyaBanc al BBVA por 1.187 millones de euros tras haber inyectado más de 12.000 millones de fondos públicos en la entidad, y Nova Caixa Galicia, saneada con otros 13.000 millones del contribuyente, fue adquirida por 1.000 millones por el banco venezolano Banesco. La Junta de Andalucía tiene un plan para crear un banco público regional, pero las elecciones de abril han paralizado momentáneamente la tramitación del proyecto en el Parlamento.

    La reestructuración del sistema financiero español ha traído consigo el fin de casi todas las cajas de ahorros, que copaban la mitad del mercado y eran las entidades que más crédito concedían a las pymes y a las familias, y ha convertido al sector prácticamente en un oligopolio. Tres entidades (Santander, BBVA y Caixabank) controlan ya más de la mitad del mercado. En los últimos siete años se ha producido una fuerte contracción del crédito. En total, desde finales de 2008 hasta septiembre de 2004 el crédito a particulares y empresas se ha desplomado en un 26%. Los autores del informe Una propuesta progresista para salir de la crisiscreen que el racionamiento del crédito continuará a medio plazo y que, por lo tanto, un gran número de pymes y de familias seguirán siendo “excluidos financieros”.

    Muchos países occidentales cuentan con banca pública. Como señalan los autores del informe, una de las grandes fortalezas de la economía alemana son los Mittelstand, empresas de mediano tamaño pero con gran capacidad de innovación y exportación apoyadas por un sistema bancario público de ámbito regional. La cuota de mercado de la banca pública alemana ronda el 25%.

    En Francia, existen tres entidades financieras públicas de relevancia, como la Caisse des Depôts, la Banque Postale y el Crédit Municipal de Paris. La primera compite en igualdad de condiciones con la banca privada, el Credit Municipal de París es una caja de ahorros propiedad del Ayuntamiento de la capital y la Banque Postale fue creada a partir del servicio público postal.

    En Italia, Banco Posta también nació del servicio de correos y sus características son muy similares a la entidad francesa del mismo nombre. La Caja de Depósitos y Préstamos (CDP) es un banco público fundado en 1850. El 80% de su capital pertenece al Estado, y el 20% restante a varias fundaciones vinculadas a la banca privada. Hay, además varios ejemplos de colaboración público-privada en el ámbito financiero, como la Banca del Mezzogiorno-Medio Crédito Centrale, FinPiemonte y FinLombarda.

    Hay más ejemplos de banca pública en otros países, incluso en EEUU. Surecuperación en España dependerá del Gobierno que salga de las urnas en noviembre.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.