campesina

  • La mujer rural sufre una doble discriminación: por ser mujer y por ser de pueblo. Problemas como la brecha salarial, la doble jornada, el déficit de formación y la violencia machista se acentúan en las zonas menos pobladas del país.

    La dona rural pateix una doble discriminació: per ser dona i per ser de poble. Problemes com la bretxa salarial, la doble jornada, el dèficit de formació i la violència masclista s’accentuen a les zones menys poblades.

    Octubre 2018

    La mujer rural sufre una doble discriminación: por ser mujer y por ser de pueblo. Problemas como la brecha salarial, la doble jornada, el déficit de formación y la violencia machista se acentúan en las zonas menos pobladas del país.