Compra vivienda

  • Desequilibrio: Las familias españolas destinan un porcentaje cada vez mayor de sus ingresos a pagar una vivienda. En proporción, las pobres pagan el doble que el resto. Se ha acelerado la desigualdad. 

    Por (Vocal del Consejo Superior de Estadística y expresidente del Banco Hipotecario de España y de Caja Granada)
    Septiembre 2014

    La vivienda vive una nueva dinámica, tras una caída de precios del 40%. No es que sea más fácil el acceso a ella. Los inversores institucionales, muchos extranjeros, compran pisos como alternativa a los depósitos.

    Ni compra ni alquiler. La cesión de uso es una fórmula a medio camino que aspira a aunar lo mejor de ambos mundos: estabilidad y posibilidad de construir un hogar con horizonte a largo plazo, pero a precio asequible y sin quedar hipotecado de por vida ni a merced de los vaivenes del mercado. Es una opción aún muy rara en España, uno de los países europeos con más tradición de vivienda en propiedad, pero común en varios países, y aquí también empieza a ser posible.