medir el progreso

  • Mientras duró la bonanza económica parecía una extravagancia cuestionar el Producto Interior Bruto (PIB) como medida del progreso de un país. Hoy aumentan los partidarios de observar el bienestar con nuevas gafas. España ocupa el decimocuarto lugar como economía, pero otros termómetros la dejan atrás.

    Coordina: 
    Ariadna Trillas
    Ilustración: 
    Perico Pastor