La energía solar es competitiva