Combatir la despoblación

  • La Exclusiva, una pequeña empresa que combate la despoblación en Soria y en Burgos, entierra la idea de que la inversión de impacto tiene que ver solo con la innovación tecnológica. "Nosotros hemos inventado la logística social, un modelo de negocio que no existía: aseguramos el abastecimiento en zonas rurales", dice con orgullo indisimulado Victoria Tortosa, fundadora de un proyecto del que viven cinco personas.

    PERICO PASTOR

    Nexo entre las necesidades de los vecinos de núcleos aislados y los proveedores de productos y servicios locales, La Exclusiva empezó sirviendo productos alimenticios en el verano de 2013, después de tener que cerrar sus tiendas de ultramarinos por falta de demanda. "Entonces pensamos en hacer un estudio de campo, pueblo por pueblo, tienda por tienda, casa por casa, preguntando qué cosas necesitarían para no tener que irse o cerrar. Fueron 2.500 encuestas a mano", evoca Tortosa. Con 3.000 euros y una furgoneta, la empresa dividió el territorio en rutas, de modo que todo el mundo supiera que un día a la semana llegarían sus pedidos, formulados dos días antes. Una aplicación informática organiza y distribuye los encargos entre los proveedores. La Exclusiva realiza el reparto a domicilio. Llega a 15.000 familias.

    "¡No somos un Amazon rural!", se adelanta Tortosa a la pregunta, rápidamente. "Si alguien necesita una dentadura, me las ingenio para poder medirle la boca. Si alguien necesita rehabilitar la vivienda o cobrar una herencia, o unas gafas, se lo resolvemos. Cuando me cojo cinco días al año de vacaciones, me llaman setecientas abuelas para desearme que me divierta", apunta.Para trazar su plan, La Exclusiva se apoyó en la incubadora local El Hueco. El modelo presenta esta novedad: no se le carga al cliente por el pedido en casa, sino al proveedor. "Hasta el tercer año no fuimos sostenibles. En 2016 ampliamos capital. Nos permitió lanzar una réplica en Burgos y yo pude dedicarme al 100% al negocio, además de probar servicios nuevos", explica la sobrevenida empresaria, que forma parte de la red de emprendedores sociales Ashoka. La inversora principal ha sido Catalina Parra, como business angel. No hay dinero público.

    Movilidad compartida

    Además del abastecimiento, La Exclusiva lanzó, con apoyo de La Caixa, un servicio para identificar todas las opciones de movilidad en la zona: de las líneas de autobuses que aún quedan a los coches infrautilizados. Su invento más reciente es Pixie (duendecillo en inglés), iniciativa lanzada de la mano de Luis Mundo Digital y que batalla contra el aislamiento y la soledad, en especial de mayores. Los pixies tienen una cámara instalada en su casa y, cuando lo desean, pueden interactuar unas horas al día con La Exclusiva y también con familiares o amistades. Tortosa está en campaña para buscar gente que apadrine a un pixie a quien ayudar a repasar la lista de la compra o charlar en busca de compañía.

    Desde su experiencia, la emprendedora cree que la inversión de impacto "está bien, pero habla de grandes cifras y detrás tiene a analistas con una lógica más económica que social". La Exclusiva, que con una facturación de 100.000 euros anuales, tiene un retorno del 2% al 5%. Y concluye: "Nunca llegaremos a cifras como el 20%. Mi objetivo no es ganar dinero, sino combatir la despoblación. El impacto es cambiar la vida de la gente".

    Otros artículos de este número:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario