Españoles / El lado oscuro de la marca España

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Puedes leer todavía 2 artículos gratis este mes.

    Muchos escritores narran en clave negra los desastres que vive este país, de Jorge M. Reverte a Andreu Martín. También los periodistas, uno de los sectores más castigados, cuentan, a través de la ficción, la agonía de la prensa. Optan por  la microeconomía frente al triunfalismo de la macroeconomía.

    Por la novela negra nacional desfilan desde el pelotazo inmobiliario hasta la corrupción política, y con banqueros de por medio.

    Qué poco hemos cambiado. Es lo primero que sorprende al lector al reencontrarse con Demasiado para Gálvez, primera entrega de la serie creada en los años setenta por Jorge M. Reverte (Madrid, 1948). Por la novela circulan personajes del lado más sórdido de la marca España: estafadores inmobiliarios, políticos corruptos, banqueros sin escrúpulos, editores de prensa entregados al poder... la misma fauna que, cuatro décadas después, sigue campando a sus anchas por la piel de toro.

    Política, economía y periodismo caminan por la cuerda floja como lo hicieron en la Transición

    Los últimos años del país se relatan desde la intriga, el humor o la crítica social

    En su bautismo literario, el periodista Julio Gálvez recibe de sus jefes el encargo de investigar el caso Serfico, inspirado en el escándalo de la inmobiliaria Sofico, que dejó a miles de pequeños ahorradores sin su dinero en las postrimerías del franquismo. Resignado y escéptico, pero también animado por su curiosidad periodística, Gálvez acepta el desafío. Pronto verá cómo su camino se llena de obstáculos.
    La novela se lee hoy con el mismo deleite que la primera vez. Sus ingredientes —intriga, humor y crítica social, con gotas de romance— están lejos de haber caducado. Puede que ahora tengamos teléfonos móviles, Internet y la misma moneda que los demás europeos, pero la política, la economía y el periodismo caminan en la cuerda floja como lo hicieron en aquellos años de la Transición.

     

    El fútbol y la política

    Leer la trilogía formada por Sociedad limitada, Especies protegidas y Juicio final es la mejor manera de introducirse en el personal mundo de Ferran Torrent. Las tres novelas, traducidas del catalán al castellano, tienen como protagonistas a Juan Llorís, presidente del Valencia C. F., hombre de negocios y candidato a la alcaldía. Periodista de sucesos reconvertido en escritor, Torrent (Sedaví, 1951) construye un retrato implacable de la ciudad, destejiendo con toda crudeza una telaraña de ladrillo, corrupción y fútbol.

    ILUSTRACIÓN: PERICO PASTOR

    Juan Madrid (Málaga, 1947) es uno de los grandes referentes de la novela negra española. Su novela más reciente, Los hombres mojados no temen la lluvia, nos conduce por una trama de intriga en la que colisionan los bajos fondos de Madrid, las más altas finanzas y la ‘Ndrangheta calabresa. Un abogado de poca monta, pero honrado, se ve involucrado involuntariamente en el caso y narra la historia en primera persona. Una ciudad empobrecida por la crisis es el escenario donde prostitutas, policías, banqueros y escritores tratan de sobrevivir. Todo ello trufado de interesantes reflexiones sobre el sexo, el amor o el derecho que dan empaque a una novela redonda.

    Juan Madrid se mueve como nadie en la geografía de la capital. Hay un aire de nostalgia en los escenarios elegidos para la novela, como las tabernas la Tienda de Vinos, Casa Camacho y Bodegas Rosell, que aún resisten el acoso de las modas.

    Andreu Martín (Barcelona, 1949) es otro referente. Les escopinades dels escarabats, que obtuvo el Premio Ciutat d’Alzira, es su última novela, aún no traducida al castellano. Un joven informático de los Mossos d’Esquadra, una encantadora prostituta, un periodista en paro y un empresario corrupto son los protagonistas. El escritor nos muestra todo un sistema político que hace agua, la profunda crisis de las instituciones y la mafia rusa haciendo de las suyas. Blanqueo de dinero, políticos corruptos, jueces sobornados, ciudadanos indignados... Grandes verdades contadas a través de la ficción.

     

    El universo de González ledesma

    El viejo policía Méndez, de Francisco González Ledesma (Barcelona, 1927), las pasa canutas en El pecado o algo parecido cuando, para atrapar a un asesino, tiene que investigar en el proceloso mundo de las sociedades propietarias, las sociedades instrumentales y las interpuestas y las... Sarcástico, amargo a ratos y nunca correctamente político, el escritor relata un universo de droga, prostitución y blanqueo de dinero por el que desfilan banqueros de prestigio y algún que otro ministro.

    Lorenzo Silva (Madrid 1966) acaba de culminar una trilogía sobre la corrupción, que se inició con El alquimista impaciente (corrupción social), La marca del meridiano (corrupción en los propios cuerpos de seguridad) y la más reciente, Los cuerpos extraños. En esta, su pareja de la Guardia Civil, Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, deben investigar en un campo minado: el asesinato de una alcaldesa de una localidad valenciana. Como es de imaginar, en este caso, la corrupción es política.

    Otros artículos de este número:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario