Te quedan 2 artículos gratuitos este mes.

Accede sin límites desde 55 €/año

Suscríbete  o  Inicia sesión

Diez años de Alternativas

Juan Pedro Velázquez-Gaztelu asume la dirección de la revista, que se refuerza con el lanzamiento de una nueva ‘web’

Comparte
Pertenece a la revista
Marzo 2023 / 111
Cara de monigote soplando una vela

Ilustración Getty images

En marzo de 2013, hace ahora 10 años, llegaba a los quioscos el primer número de Alternativas económicas, un proyecto de periodismo económico independiente editado por una cooperativa impulsada por los propios periodistas. Se trataba de una fórmula novedosa en España, pero bien arraigada en Francia con la exitosa experiencia de Alternatives economiques, que se sumó fraternal y generosamente como socio del grupo promotor.
La portada del número 1 simboliza bien cuál era, y sigue siendo, el espíritu del proyecto: la gran trampa de las preferentes. La nueva publicación aspiraba modestamente a poner el foco en temas de interés social y ciudadano que era difícil abordar desde la prensa tradicional a pesar del fuerte impacto cotidiano, con centenares de miles de familias estafadas por las preferentes y otras prácticas abusivas, sobre todo por la banca, en el momento más álgido de la crisis: swaps, cláusulas suelo, desahucios, etcétera.
La revista aspira a explicar la economía de forma didáctica para que todo el mundo pueda entender sus dinámicas y la relación con su propia vida. Y es que la gran mayoría de temas cotidianos tienen un trasfondo económico: pensiones, educación, sanidad, emergencia climática, movilidad, salarios, cuidados, inflación… 
Alternativas económicas aportaba una nueva mirada a los asuntos económicos: progresista, ecologista, feminista y europeísta, siempre con voluntad de rigor, honestidad y de ampliar el abanico de voces del debate público, al servicio de la información de interés ciudadano y con la independencia blindada por la fórmula cooperativa, en la que los propios trabajadores tienen el control de la empresa y de la línea editorial.

En un contexto de hundimiento del sector mediático y de su modelo de negocio, la mera supervivencia de un proyecto como Alternativas económicas supone ya un éxito de por sí, que solo se explica por el compromiso de toda la familia implicada en el proyecto: trabajadores, colaboradores, socios, comunidad amiga, suscriptores y lectores, hombres y mujeres que desean que exista un proyecto como este y que han demostrado estar dispuestos a arremangarse, incluso económicamente, para afianzarlo.
El proyecto nació con 41 socios, de los cuales 6 trabajadores y 35 colaboradores, una figura equivalente a la de los inversores, pero sin ánimo de lucro. Una década después, la familia de la revista está formada por nueve trabajadores, 94 socios (7 de los cuales trabajadores) y alrededor de 2.000 suscriptores, el 25% de los cuales lo son en alguna modalidad amiga, que ofrece vías de mayor compromiso que la suscripción convencional.
A pesar de las continuas mejoras de gestión de la empresa, que recibió un gran impulso con la incorporación de Manuel Ballesteros como gerente, la cooperativa todavía no ha alcanzado el umbral de rentabilidad, que requeriría contar con 4.000 suscriptores. Ello ha exigido un esfuerzo adicional a los trabajadores: sucesivas asambleas de la cooperativa han  fijado la mejora de los salarios como prioridad, pero para que sea posible se precisan más ingresos y suscripciones.  
Con el objetivo de darle un nuevo impulso al proyecto e irse acercando a este horizonte, coincidiendo con el 10º aniversario, la cooperativa lanza ahora una nueva web, totalmente rediseñada, que ofrecerá un mayor número de actualizaciones periodísticas. El proyecto seguirá girando, fundamentalmente, alrededor de la revista mensual, pero a partir de ahora publicará con mayor regularidad contenido propio en la web, aunque sin quedar atado a las noticias de última hora. La nueva web ha sido posible gracias a la implicación de los propios socios en su financiación a través de la adquisición de bonos con intereses simbólicos.
 

El primer director de Alternativas económicas fue Andreu Missé, exsubdirector de El País y excorresponsal de este periódico en Bruselas, que posteriormente pasó el testigo a Pere Rusiñol, también exredactor del diario de Prisa y luego exadjunto a la dirección de Público. Ahora asume el cargo Juan Pedro Velázquez-Gaztelu, excorresponsal de Efe en EE UU y exredactor jefe de Internacional y Negocios de El País, hasta ahora delegado en Madrid de Alternativas económicas.
Como presidenta de Alternativas Económicas, SCCL, la cooperativa editora, se mantiene Ariadna Trillas, que fue subjefa de Economía en El País y directora adjunta en Ara, y la redacción se completa con la periodista Mariana Vilnitzky, que ya formó parte del grupo promotor inicial que fundó la empresa y la revista, y Lola Fernández y Andrea Bosch como responsables de la edición gráfica y maquetación. Además del citado Ballesteros como gerente, otros dos trabajadores integran la empresa: Javier de Vicente como responsable comercial y de marketing, y Carmina Pascual en administración.

¡Fiesta!
Los 10 años de Alternativas económicas ameritan una celebración, que ha sido impulsada por suscriptores amigos como Xavier Rubio, una de las referencias de la economía social y solidaria en Barcelona y promotor de un proyecto musical, Xavi Sound System, a través del que se transmuta en DJ con perspectiva social. La cita, que incluirá la banda sonora de los 10 años de Alternativas económicas a cargo de Rubio, será el viernes 24 de marzo a las 18.00 horas en La Conxita, tienda de libros y música en el barrio de Sants de Barcelona, muy vinculado históricamente al cooperativismo y donde la revista ha tenido siempre su sede.