La inclusión del sordo sin recursos

  • La asociación Promoción Solidaria impulsa un centro asequible de atención para problemas auditivos y un gran huerto urbano en Burgos

    Momento de la inserción de un audífono. FOTO: ALEXANDER RATHS

    “Llevábamos tiempo, mucho tiempo, defendiendo causas aparentemente perdidas. Nos decían: ‘Vale, muy bien, denunciáis, criticáis, teorizáis, pero ¿no sería ya hora de que hicierais también algo vosotros?’. Y nos pusimos a pensar. Tenían razón, había que pasar de la utopía a la acción”. María Amor Barros recuerda el paso a la acción de Promoción Solidaria, a la que pertenece.  Hoy, esta antropóloga y licenciada en Filología Inglesa preside la Fundación Alter, entidad sin ánimo de lucro miembro de Banca Ética Fiare y de la que cuelgan dos iniciativas económicas solidarias en Burgos. 

    Una de ellas es Molinillo, el único huerto urbano compartido de la ciudad, que produce y distribuye productos hortícolas de temporada. En septiembre del año pasado, las primeras 66 familias retiraron su primera cesta de productos sanos y ecológicos. “Al final es un proyecto de soberanía alimentaria, que pretende mostrar que se puede crear una relación directa entre productores y consumidores, y ser respetuoso con el medio ambiente”, explica Barros. El huerto, donde también se forma en educación ambiental y consumo responsable, sostiene por ahora a dos hogares. 

    Otra de las iniciativas del grupo es el Gabinete de Audioprótesis Alteraudio, que da servicios de calidad a precios asequibles a las personas con hipoacusia. “La gente ha interiorizado que lleva gafas si no ve bien, no se siente un bicho raro por ello, pero quien no oye lo pasa mal, y es caro acceder a audífonos. Creemos que oír es un derecho, no un privilegio”, cuenta Marta Ordóñez.

     

    ESTUDIOS COSTEADOS POR TODOS

    Esta doctora en Ciencia y Tecnología Alimentaria trabajaba en una empresa jamonera, pero entre sus compañeros le pagaron dos años de estudios en Madrid para que se convirtiera en técnica superior en Audioprótesis. Vende audífonos a tarifas razonables “a quienes  los necesiten”.  Así que sus audífonos de última generación, que compiten a precios asequibles y con facilidades de financiación con empresas como Gaes y, ahora, las ópticas, han logrado que los otorrinos les envíen a personas de renta baja. Lleva adaptados 500 audífonos. El dinero se reinvierte en la fundación.  Barros explica que les mueven los ideales de justicia y solidaridad, pero en su papel actúan las convicciones religiosas. Promoción Solidaria, que es laica, forma a cristianos “para transformar el mundo”, y apuesta por el decrecimiento, la redistribución de la riqueza y el trabajo, los impuestos equitativos y contra la especulación financiera y los paraísos fiscales.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.