Agbar se perpetúa en Barcelona, hechos consumados

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 1 Julio, 2013

    De facto: Nadie encontró nunca el contrato de concesión al grupo que abastece la ciudad desde el XIX, y que ahora intenta asentar y ampliar sus derechos por la vía de una nueva empresa

    La torre Agbar La sede de la compañía Agbar, diseñada por Jean Nouvel, domina el skyline de Barcelona. FOTO: EDU BAYER

    Nadie recuerda en Barcelona que el agua  no se la haya llevado a casa Aguas de Barcelona (Agbar). Hay que remontarse a 1867 y viajar a Lieja para encontrar a los inversores belgas y franceses que aportaron dinero a 99 años vista en desplegar infraestructuras de abastecimiento de agua en un nuevo barrio de Barcelona, el Eixample.  Agbar ahí sigue, 146 años después, enraizada más que nunca en la ciudad, pero con cimientos jurídicos discutidos. Está a punto de asentarse también legalmente, con la creación de una empresa mixta con la Autoridad Metropolitana de Barcelona (AMB). La fiscalía estudia si hay caso.

    La historia, como casi siempre, es larga y...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario