Armas ‘made in Spain’

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Negocio al alza. España se ha convertido en un enorme exportador de material bélico. Parte de la producción, financiada con dinero público, acaba en países en conflicto.

    Hay un sector de la economía española que apenas ha sufrido la crisis. Es la industria de la defensa, que no sólo ha logrado capear el temporal, sino que ha conseguido aumentar su facturación en los años más duros gracias a las exportaciones. Aviones, barcos, vehículos blindados y equipos electrónicos salen diariamente de las fábricas españolas con destino a todos los rincones del planeta, incluidas zonas en conflicto como Oriente Próximo.

    Las ventas de  material de defensa español en el exterior se han multiplicado por ocho en tan sólo una década, al pasar de 400 millones de euros en 2004 a 3.200 millones en 2014, según los datos que publica anualmente el Ministerio de Economía. España ocupa ya el séptimo lugar en la lista de exportadores del Instituto Internacional de Investigación para...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario