Una excepción democrática y participativa