“Se mezcla política y negocio sin vergüenza alguna” // David Cabo