Muchos pequeños granitos, un arenal