Paraísos

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Mayo 2016

    Pensemos, por una vez, en grande. En los mismos términos que propone Sapiens, de Yuval Noah Harari, un libro extremadamente interesante. ¿Cuál es el objetivo primordial de nuestra especie? Suele decirse que la reproducción y la perpetuación. Pero no. Lo esencial es la cohesión, sin la que somos simios del montón. Todo, desde el lenguaje hasta el dinero, de la religión a la política, lo hemos inventado para mantenernos unidos. Nuestra única fuerza consiste en la capacidad de asociarnos, de compartir experiencias y trasladarlas a las siguientes generaciones. Si perdemos la cohesión, basada en la fe colectiva en ciertas convenciones, no somos nada. Podemos salir a la calle porque confiamos en que los demás transeúntes respetarán la ley y no nos asesinarán; otorgamos un cierto valor al oro o al papel moneda solamente porque los demás también se lo otorgan.

    La corrupción no pone en peligro lo esencial de la convivencia. Cabrea y perjudica, simplemente. Que existan...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.