Un ‘no’ a la continuidad de Gran Bretaña en la UE