Reformas valientes y cohesión social

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Julio 2013
    Balance.  Se cumple un año desde la llegada al Elíseo de François Hollande y es demasiado pronto para hacer un balance, pero no impide constatar que todos los indicadores están en rojo. La economía francesa se hallaba en plena ralentización en la primavera de 2012 y ahora está en recesión. El paro estaba en su nivel más alto y no ha cesado de aumentar. El nivel de la deuda y del déficit público suscitaban inquietud: la primera ha sobrepasado la barrera del 90% del producto interior bruto (PIB) y el segundo ha bajado sensiblemente pero menos que lo anunciado. Para consuelo del presidente, hagamos constar que la oposición no lo hubiera hecho mejor. Los recortes del gasto público que esta propone habrían frenado aún más la actividad, no hubiera logrado restablecer las cuentas y habría aumentado un poco más las desigualdades.

    Frente a la crisis de la zona euro, François Hollande ha considerado que la defensa del crédito de Francia no le dejaba otra opción que el...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.