bibliotecas

  • A pesar de la crisis y del auge de las ventas por Internet, surgen cada vez más espacios que fomentan un sentimiento de comunidad a través de los libros.

    Diccionarios, idiomas, bibliotecas audiovisuales, capacidad de enseñar, cursos para
    comunicar mejor o formación básica para no convertirse en analfabeto digital. En Internet el saber se comparte y se construye en común.

    La tecnología es como el dinero y como tantas otras cosas. En sí misma, ni es buena ni es mala. Puede emplearse para posibilitar lo mejor y también para permitir lo peor. Si Albert Einstein creía que, en los momentos de crisis, sólo la imaginación podía resultar más importante (...)

    Los amantes de los libros siempre tendrán las bibliotecas como paraíso particular, pero la era colaborativa les invita también a participar activamente en la creación de nuevas bibliotecas sin límites de espacio ni de lugar. Con respaldo físico o virtual, pero (...)