Los españoles se decantan por la república

  • 12 Octubre, 2020

    Encuesta de 40dB para la Plataforma de medios independientes.

    Si ahora se convocara un referéndum, la república partiría con ventaja sobre la monarquía en la campaña electoral. El 40,9% de los españoles apoya la forma republicana de gobierno, seis puntos por encima del 34,9% que prefiere la forma monárquica. La diferencia entre los que quieren o no que se convoque un referéndum para salir de dudas es aun mayor: el 47,8% que está a favor supera con claridad al 36,1% que está en contra. Estos son los principales resultados de un sondeo efectuado por 40dB, la empresa dirigida por la ex directora del CIS Belén Barreiro, para la Plataforma de medios independientes, a la que Alternativas Económicas se ha sumado para realizar la encuesta.

    Los monárquicos están seis puntos por detrás de los republicanos

    Los partidarios de la república casi doblan a los contrarios entre el electorado socialista

    Los resultados del sondeo ponen en evidencia que una mayoría de españoles considera oportuno debatir sobre la monarquía a pesar de que los partidos de la derecha y el PSOE insisten en considerar que es un asunto resuelto que no debe abordarse. La falta de un debate sereno sobre el tema es probablemente la causa de que porcentajes relativamente altos de ciudadanos no sepan qué contestar cuando se les pregunta sobre si “es necesario” un referéndum (16,1% no saben) o al plantearles la disyuntiva entre monarquía y república (12,9% no saben). La falta de debate y de encuestas que permitan conocer qué opinan los demás se manifiesta con claridad en las respuestas a la pregunta sobre qué opción “crees que ganaría” en el referéndum. El 30% manifiesta no tener ni idea y entre los que opinan son más los que creen que ganaría la monarquía (38,7%) que los que dan vencedora a la república (31%), lo contrario del resultado real del sondeo.

    Al desmenuzar los datos por electorados de los diferentes partidos de ambito estatal lo más interesante está en el socialista. A pesar de que la dirección del PSOE se manifiesta reiteradamente a favor de no tocar la monarquía, sus votantes son mayoritariamente republicanos: el 55% frente al 30%, casi el doble. Dentro de la izquierda, la posición del electorado de Unidas Podemos y sus confluencias es rotunda: 91% frente a 2% a favor de la república. En la derecha, el apoyo a la monarquía es muy claro, en proporciones de 8 a 1 entre los electores del PP y Vox, y de 3 a 1 entre los de Ciudadanos. El detalle más significativo es que hasta un tercio de votantes de C’s considera necesario un referéndum.

    En el ámbito territorial también hay grandes contrastes. El apoyo a la república es aplastante en Catalunya y el País Vasco, con porcentajes por encima del 60% del censo, mientras que en las otras grandes comunidades la monarquía tiene claramente más partidarios en Madrid y Andalucía, gana por un margen más ajustado en la Comunidad Valenciana y apenas empata en Galicia. Estos resultados muestran con claridad que a los electorados de izquierdas se suman los de los partidos nacionalistas para superar a las derechas centralistas y situar la república por delante de la monarquía.

    Los jóvenes son claramente republicanos; los jubilados, monárquicos

    El apoyo a la monarquía es inferior entre las mujeres que entre los hombres

    También hay grandes contrastes en función de la edad. Cuanto más joven es el electorado, más republicano. Cuanto más mayor, más monárquico. Hasta los 44 años, la república gana con claridad en todas las franjas de edad. Entre los 45 y los 64 hay bastante igualdad y de 65 años para arriba la que vence claramente es la monarquía. Casi la mitad de los encuestados está de acuerdo con esta frase: “La monarquía es una institución de otros tiempos: no tiene sentido en una democracia”.

    Al analizar los datos en función del género se observa que el apoyo a la monarquía es bastante menor entre las mujeres que entre los hombres (30,7% frente a 39,4%) a pesar de que el voto por la república es prácticamente igual en ambos grupos, en torno al 41%. Esto se explica en parte porque hay más dudas entre las mujeres (16,5% frente a 9,2%), pero no por ello deja de ser un dato muy significativo. Ante la pregunta de si “es necesario” un referéndum, las diferencias son más claras. Entre los hombres, los que abogan por la consulta (45,6%) solo superan en 2 puntos a los que la rechazan (43,2%) mientras que entre las mujeres la diferencia es de 20 puntos: 49,8% apoya el referéndum y solo el 29,5% dice que no.

    El fuerte republicanismo de Catalunya y el País Vasco inclina  la balanza

    Hay un amplio acuerdo en que, “para lo que aporta, el coste de la monarquía es desproporcionado”

    ¿Qué tipo de república se prefiere? Una “con un presidente elegido directamente por los ciudadanos y con amplios poderes” recibe más apoyo (48,5%) que otra “con un presidente elegido por el Parlamento y con pocos poderes” (29,3%). Las diferencias de opinión entre los distintos territorios, franjas de edad o electorados no son muy significativas, salvo en el caso de los votantes de Vox, que optan por un presidente con pocos poderes.

     

    Aunque haya entre los españoles una preferencia por la república, la monarquía no es una de las instituciones peor valoradas por el conjunto de los ciudadanos. En una escala del 0 al 10, solo las Fuerzas Armadas aprueban (6,2), mientras que la monarquía (4,3) se sitúa a un nivel similar al poder judicial (4,7), los medios de comunicación (4,3) y el parlamento (4,2), y por delante de los sindicatos (3,7), los partidos (3,0) y la iglesia católica (3,2). Es significativo que se esté más de acuerdo (54,8%) que en desacuerdo (29,8%) con la frase siguiente: “La monarquía no es ni buena ni mala; depende de cómo sea el rey”. Entre los grandes partidos españoles solo Unidas Podemos está mayoritariamente en desacuerdo con este enunciado.
     

    La mayoría (48,1% frente a 36,3%) está de acuerdo con que “la monarquía proporciona orden y estabilidad política”, pero una mayoría más clara (54,8% frente a 28,4%) cree que “para lo que aporta”, su coste “es desproporcionado”. Y una mayoría rotunda (74,1% frente a 14,3%) considera que “los escándalos de la familia real dañan la imagen internacional de España”. Una mayoría todavía más aplastante (79% frente a 7%), con muy pocas diferencias entre votantes de derechas y de izquierdas, está convencida de que “al ser representantes públicos, la casa real debería hacer declaración de bienes”.

    Una aplastante mayoría reclama “s transparencia en las cuentas de la familia real

    Claro apoyo a que “el rey pueda ser juzgado por sus actos durante su reinado”

    Una reforma de la Constitución solo es rechazada por el 13% de ciudadanos

    De manera coherente con esa toma de postura hay una mayoría del 86% que está bastante o muy de acuerdo con que se introduzcan cambios legales para “que haya más transparencia en las cuentas, bienes, propiedades y actividades de la familia real”. Y en consonancia con ello, el 78% apoya modificaciones que permitan “que durante su reinado el rey pudiera ser juzgado por sus actos”. La inviolabilidad del monarca, la gran prerrogativa real que los partidos mayoritarios evitan a toda costa debatir, es algo que los españoles rechazan con contundencia, incluidos los de derechas.

    Otro cambio que obtiene una mayoría de casi el 80% es una modificación de “la Constitución para que el hombre no tuviera prioridad sobre la mujer en el acceso al trono”. Sin embargo, no hay entre los encuestados una clara definición ni a favor ni en contra en otros dos cambios planteados: “que el rey no interviniera en el proceso de investidura del presidente del Gobierno” y “que el rey dejara de ser el jefe supremo de las Fuerzas Armadas”.

    De manera genérica y sin que se especifique en qué sentido, son muchos más los encuestados que se muestran favorables a introducir cambios en la Constitución (71,9%) que los contrarios (13,%). A partir de este dato y del conjunto de respuestas de la encuesta resulta evidente que la apertura a medio plazo de un debate a fondo sobre la Carta Magna, incluida la continuidad de la monarquía, recibe el apoyo de una amplísima mayoría de ciudadanos españoles.
     

    La Encuesta sobre la Monarquía es una iniciativa impulsada por la Plataforma de Medios Independientes (PMI), a la que se han sumado 16 cabeceras, entre ellas Alternativas Económicas, con el fin de hacer posible este sondeo, el mayor que se ha realizado nunca en España sobre la monarquía. Para poder efectuarlo, la PMI organizó una recaudación de fondos que logró completar en un solo día. La encuesta, financiada por 1.965 donantes, se encargó a 40dB, el instituto de opinión dirigido por Belén Barreiro, expresidenta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). El proyecto surgió tras la solicitud de estos medios al CIS de una encuesta sobre la monarquía, un asunto sobre el que el organismo lleva más de cinco años sin preguntar.

    Se han efectuado 3.000 entrevistas online a ciudadanos de 16 años o más entre el 21 de septiembre y el 5 de octubre. La muestra se ha ponderado por sexo, edad, comunidad autónoma, tamaño de hábitat, clase social y recuerdo de voto. El error muestral es de +/-1,79% (95% de confianza).
     

    Más información del sondeo:

    Informe completo de 40dB

    Un rey conservador, centralista y polarizador

    El listado completo de mecenas puede consultarse aquí

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario