Tráfico aéreo

  • Se vende: El Gobierno reanuda el desmantelamiento del sector público con la venta parcial de Aena, primer gestor del mundo en número de pasajeros.

    Tomar un avión para vistar una capital europea durante el fin de semana es muy poco sostenible. Las emisiones de gases contaminantes generados por el transporte aéreo no paran de aumentar, al mismo ritmo del que lo hace el tráfico. Y la apuesta del sector por los biocombustibles amenaza  grandes extensiones de bosques tropicales al cultivo de maíz, palma, soja o caña de azúcar, entre otros