vestirse

  • El 80% de la población cree que se debe obligar a las marcas de ropa a cumplir con los derechos humanos.

    Etiquetas ecológicas, lemas publicitarios  tipo “producto amigable con el medio ambiente”, empaquetado sostenible... son prácticas que generan una confianza creciente entre la población responsable, pero que no pueden ser contrastadas en una tienda, billetero en mano. Se expande el greenwashing o (...)

    Para practicar la mentalidad ecológica, la moda propone vestirse con prendas bonitas que además no dañen el medio ambiente. Es difícil distinguir el grano de la paja. Aquí van algunas ideas para adentrarse en el mundo de la ropa sostenible, que se contrapone a la ‘fast fashion’ y cuyos criterios de definición 
    (y certificación) son heterogéneos