‘The Laundromat: Dinero sucio’, la foto de la corrupción