Creación

  • Las barreras que separaban a los creadores del público han desaparecido con la revolución digital. Cineastas, escritores y músicos —sean profesionales o aficionados— tienen hoy infinitas oportunidades de nutrirse mutuamente.

    Internet ha sido clave en el desarrollo de nuevas formas culturales, especialmente en el terreno de la creación artística y la divulgación del conocimiento. Si antiguamente la distribución de bienes culturales era casi exclusiva de empresas productoras de contenidos —sus directivos decidían cuándo (...)