Renfe

  • Liberalizar un mercado en el que las empresas comparten una sola infraestructura
    requiere regular aspectos como el uso de la red, la supervisión de las compañías que compiten por los clientes y los límites a la actuación del antiguo operador público.

    Mientras las joyas de la corona que lideraron la internacionalización de la España del ‘pelotazo’ caen en manos internacionales, la segunda ola de ventas de empresas públicas se incentiva con jugosos salarios variables a sus directivos.

    Se presenta como el campeón del cambio climático, tanto si se tiene en cuenta el consumo energético como las emisiones de CO2 que genera. Incluso un tren de alta velocidad, que a priori no favorece el ahorro de energía, resulta más ventajoso que el coche desde un punto de vista medioambiental. La planificación es clave porque para que sea así los trenes deben ir llenos.