El gran partido se juega en el campo