Un nuevo modo de medir el progreso